Inicio / Ensilado de pasto

Ensilado de pasto

El pasto puede ser el cultivo forrajero disponible más versátil para los productores. El ensilado de pasto de alta calidad suele cultivarse en campos más favorables con variedades capaces de producir cantidad y calidad. El proceso de fermentación en pastos no es muy diferente de otros cultivos, como el maíz o la alfalfa, pero hay algunas particularidades durante la cosecha.
La variedad elegida para el ensilado deberá tener en cuenta factores como la conservación y la disponibilidad estacional para el pastoreo.

Madurez

El rendimiento y la calidad son factores importantes a tener en cuenta al cosechar el pasto. El rendimiento aumenta y la calidad disminuye con una madurez elevada. El pasto debe cosecharse normalmente en la fase previa a la floración, con al menos un 10% de carbohidratos solubles. La mayoría del pasto forrajero pierde calidad muy rápidamente después de la floración, por lo que se dice que “cuando se ve la espiga, la calidad muere”. Dado que el segundo y tercer corte no presentan espigas, es aconsejable cortar el pasto por altura en lugar de por días o estado de madurez, entre 12 a 15 pulgadas o de 30 a 38 cm de altura.

Si hay una gran área de pasto para cosechar, todo en el mismo estado de madurez, puede ser necesario comenzar a cosechar varios días antes de la etapa previa a la floración. Esto sacrificará algo de rendimiento, pero debería resultar en una mayor calidad del forraje. El pasto segado antes de la cosecha a menudo crece mejor después de la cosecha que cuando se le permite espigar.

En caso de herbajes de alfalfa y pasto, el campo se debe gestionar de acuerdo con la madurez de la alfalfa. Solo cuando el pasto representa más del 50% del herbaje se debe cosechar de acuerdo con la madurez del pasto.

Evolución de la cantidad de materia seca frente a la proteína y el valor energético del raigrás italiano
Evolución de la cantidad de materia seca frente a la proteína y el valor energético del raigrás italiano

 

Materia seca

Los pastos pueden comenzar a perder azúcares poco después de ser cortados, y los azúcares son el alimento de las bacterias de la fermentación. La clave para un ensilado de pasto de alta calidad es secar el cultivo a un nivel apropiado de materia seca (MS) para ensilado lo más rápido posible.

 Etapa de la cosecha% del nivel de MS
EnsiladoEspigado precoz28-35%
Pacas envueltasEspigado precoz45-55%

Si el pasto se ensila demasiado seco, puede dificultar la compactación adecuada, lo que aumenta la posibilidad de formación de moho e inestabilidad aeróbica. Esto puede disminuir la cantidad de proteína disponible para el animal. Es importante dejarlo marchitar al nivel de MS apropiado antes del ensilado.

Altura de corte

La recomendación de la altura de corte es ligeramente más alta para la alfalfa, de 3.5 a 4.0 pulgadas o de 9 a 10 cm, ya que los pastos almacenan energía en la base de sus tallos en lugar de en las raíces. Adicionalmente, un corte más alto reduce la contaminación con el suelo.

Arriba del 30% de MS, no corte más de 0.5 pulgadas o 1.5 cm. Esta altura de corte requiere un buen control de la eficiencia de la fibra y del proceso de fermentación. Por debajo del 30% de MS hay menos riesgo de descomposición y se puede utilizar una longitud de corte mayor, entre 0.75 y 2.0 pulgadas, o entre 2 y 5 cm.

Siega

Si se deja el forraje segado en hileras anchas, el resultado será un secado más rápido y una mejor conservación de los azúcares de las plantas. Los cultivos de pasto pueden tener una menor concentración de azúcar que el maíz, por lo que es importante su conservación.

Cortar el pasto por la tarde después de una mañana soleada da como resultado niveles más altos de azúcar en el forraje, pero muchos de estos azúcares se pierden si el forraje permanece en andanas durante la noche. Para obtener los mejores resultados, corte y coseche en un solo día. Los tiempos de marchitamiento varían dependiendo de la variedad y de las condiciones climáticas.

Problemas

La contaminación por tierra es común en el ensilado de pasto. El exceso tierra (% de ceniza) puede aumentar el riesgo de deterioro de la fermentación y descomposición del ensilado. Los productores deben tratar de mantener el contenido de cenizas por debajo del 10% de MS para el ensilado de pasto haciendo lo siguiente:

  • Plantando variedades que se mantengan erguidas.
  • Cosechando más temprano.
  • Elevando la barra de corte.
  • Utilizando cuchillas planas.
  • Manteniendo las andanas lejos del suelo.
  • Manteniendo los dientes de rastrillo lejos del suelo.
  • Minimizando el movimiento horizontal del pasto.
  • Usando un agrupador de andanas.
  • Almacenando ensilado sobre una base de concreto o asfalto.

Debido a sus niveles más bajos de azúcar, la descomposición del frente del ensilado de pasto es generalmente menos problemático en comparación con el ensilado de maíz. Sin embargo, la formación de ácido butírico en forrajes con bajo contenido de MS es un problema mayor cuando los forrajes se dejan en el campo durante la noche.
El daño por ruedas es una fuente ignorada de daños en las plantas en el campo. Evite viajes innecesarios a través del campo, considere usar tractores pequeños y evite los de doble tracción.

Un componente crítico para el ensilado de alta calidad es una rápida caída del pH. El ensilado de pasto normalmente puede tener una mayor capacidad de amortiguación, o ser resistente a un cambio en el pH. Esta resistencia está determinada por los componentes vegetales como los compuestos orgánicos, los azúcares solubles, la proteína cruda y los cationes como el potasio. Por lo tanto, el uso de un inoculante de forraje eficaz respaldado por investigaciones es importante para crear un ensilado de alta calidad, especialmente si el forraje tiene que ser ensilado a un nivel bajo de MS. Haga clic aquí para obtener más información sobre las opciones de inoculantes.

Con las variedades de pasto con alto contenido de azúcar, el azúcar actúa como un excelente sustrato tanto para los organismos de fermentación como para los de descomposición. Como resultado, la gestión del ensilado y el suministro debe se óptima para maximizar los beneficios potenciales de estas variedades. El aumento de los niveles de azúcar está directamente asociado con el aumento de los niveles de ácido láctico en el ensilado final y niveles más altos de azúcar residual en la salida, los cuales estimulan la inestabilidad aeróbica si el ensilado no se gestiona correctamente. Si hay un historial de problemas de calentamiento, entonces se debe usar un inoculante con Lactobacillus buchneri.

Lecturas complementarias

Consulte estos recursos escritos por expertos para obtener más información sobre el ensilado de pasto.

Lallemand Animal Nutrition no pretende, en esta guía, o en cualquier otra publicación, especificar las normas de seguridad o legales mínimas o abordar todos los requisitos de cumplimiento, riesgos o problemas de seguridad asociados con el trabajo en o alrededor de las granjas. El objetivo de esta guía es servir únicamente como punto focal para información y no debe interpretarse como que contiene toda la información necesaria en materia de cumplimiento, seguridad o advertencia, ni debe interpretarse como representación de la política de Lallemand Animal Nutrition. La empresa Lallemand Animal Nutrition no ofrece garantía o aval alguno en cuanto a la exactitud o suficiencia de la información y las pautas contenidas en el presente documento, y Lallemand Animal Nutrition no asume obligación o responsabilidad alguna respecto a las mismas. Es responsabilidad de los usuarios de esta guía consultar y cumplir con las leyes, reglamentos y normas locales, estatales y federales pertinentes.